¿Fue coautor Echegaray por “defraudación por administración fraudulenta agravada”, o actuó dentro de la órbita de sus funciones?

Qué pasó. Se reanudó el juicio de Oil Combustibles con la segunda parte de la indagatoria del ex titular de la AFIP durante el kirchnerismo Ricardo Echegaray,  que está en el banquillo de los acusados junto a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa.

La semana pasada, el ex funcionario acusó a la justicia de perseguirlo políticamente. Hoy, fue más allá y acusó a Leandro Cuccioli de peparar testigos en su contra. Además, para justificar la situación de Oil Combustibles, Echegaray mencionó que otras empresas que tienen deuda son Iecsa, la ex firma de Ángelo Calcaterra, Mirtha Legrand y Dolores Barreiro.

Qué más dijo.

“No tuve ni siquiera una reunión con estos señores – López y De Sousa- por un plan de pagos…yo no trato con estos señores. Ni López ni De Sousa ingresaron a mi casa ni les di audiencia en la AFIP. Nos estamos conociendo acá, en esta desgracia injusta”

“Hoy se estilan muchos fallos que han juzgado la etapa de gobierno que me tocó a mí, como las que evalúan a la ex presidenta, y sostienen que debíamos saber por el solo hecho de ocupar un cargo”

“Las áreas estratégicas que dictaban normas no están en este juicio”

La causa. Hace dos meses los jueces Fernando Machado Pelloni, Javier Ríos y Andrés Basso, del Tribunal Oral Federal 3, comenzaron a juzgar a los detenidos empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, y al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, en la causa por la presunta evasión del impuesto a los combustibles en la petrolera Oil Combustibles

López y De Sousa están acusados y procesados con prisión preventiva por supuesta “defraudación por administración fraudulenta agravada”, en tanto que Echegaray es juzgado como coautor del delito.

La deuda calculada por el juez y el fiscal de instrucción supera los ocho mil millones de pesos. Sin embargo, la semana pasada se conoció la pericia oficial de los contadores de la Corte Suprema incorporada al juicio a Cristóbal López, Fabián de Sousa y Ricardo Echegaray por la presunta defraudación de “Oil Combustibles”. La misma indicaría un resultado inferior al que constaba en la causa. Además, revelaría que a diciembre de 2015 no había deuda exigible y que los planes de pago estaban regularizados.